DÍA DEL PADRE

TARJETAS PARA COLOREAR


TARJETAS COLOREADAS PARA IMPRIMIR





POEMAS
Recuerda papá

Que si no juegas ahora conmigo,

cuando tú quieras hacerlo ya habré crecido.

Que la armonía entre tú y mamá

me dará seguridad ante la vida y

hará de mí un triunfador o un frustrado.

Que de tu amor depende mi capacidad

de amar cuando sea adulto.

Que soy muy feliz cuando me llevas

dormido hasta mi cama.

Que lo que yo aprendo contigo

lo recordaré toda la vida.

Que si oramos juntos

aprendo a comunicarme con Dios.

Que el amor y respeto

que demuestres por nuestros semejantes

será el amor y el respeto

que yo les tenga cuando sea adulto.

Que yo también tengo intereses personales.

Que me gusta tomar parte en las decisiones familiares.

¡Y que te necesito como mi mejor amigo!


Papito
Mi papito es muy bueno,

igualito a mi mamá,

se levanta muy temprano,

yo lo voy a saludar.

Yo me subo a sus rodillas,

y me pongo a cabalgar,

ico, ico caballito,

qué bueno que es mi papá.

Papa, cuando pensabas que no te veía...

Querido Papá:

Quiero contarte algo que se refiere a nosotros dos. Quiero compartir contigo algunas experiencias que viví a tu lado sin que tú lo supieras, experiencias que de alguna manera apreciaría transmitirle a mi hijo, cuando sea yo quien lo tenga.

- Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle al Ser Supremo salud y trabajo para nosotros, y aprendí que existía Alguien con quien yo podría conversar en el futuro.

- Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y por tus amigos enfermos, y así aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

- Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que nada tenían, y aprendí que aquellos que tienen, debemos compartirlo con quienes no tienen.

- Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.

- Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella, y aprendí a cuidar lo que es dado.

- Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades, aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.

- Cuando pensabas que no te veía, vi tus lágrimas, y entonces aprendí que a veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

- Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

- Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una buena persona y también productiva cuando crezca.

- Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir: ¡gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía!



Poema de un hijo a su padre

No me des siempre todo lo que pida,

a veces yo sólo pido para ver cuánto puedo obtener

No me des siempre órdenes;

si a veces me pidieras las cosas lo haría con gusto.

Cumple siempre tus promesas;

si me prometes un premio o un castigo, dámelo.

No me compares con nadie

Si me haces lucir peor que los demás seré yo quien sufra.

No me corrijas delante de los demás,

enséñame a ser mejor cuando estemos a solas.

No me grites,

te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar.

Déjame valerme por mi mismo

o nunca aprenderé.

Cuando estás equivocado admítelo,

y crecerá la opinión que tengo de ti.

Haré lo que tú hagas,

pero nunca lo que digas y no hagas.

Cuando te cuente mis problemas, no me digas no tengo tiempo;

compréndeme y ayúdame.

Quiéreme y dímelo, me gusta oírtelo decir.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

qu bonito esta el poema ultimo y yo creo que si hace reflexionar a algunos nino como mis hijos al que lo escribio muchas gracias por escribirlo y subirlo a esta paguina te aprecio mucho.......

Anónimo dijo...

gracias por todo esto me hizo refleccionar y llorar de todo lo que hecho y tengo todavia todo que darlo con mis hijos

Publicar un comentario

Para compartir recursos educativos.